Recorridosfin
Teniendo claro que el trato y la seguridad de los corredores son la prioridad absoluta en nuestro evento, la organización de la San Fermin Marathon ha decidido realizar unas ligeras variaciones en el recorrido inicialmente previsto para nuestras carreras de 42K y 21K del próximo 27 de junio y que, sin afectar a la distancia que afrontarán los participantes, sí permitirá tener una mayor comodidad, seguridad e iluminación a los participantes en las pruebas más largas. El recorrido de la de 10K no se ve afectado.

De esa forma, a punto de llegar al kilómetro 10 de las pruebas, en lugar de cruzar el puente de Miluce y seguir el paseo del Arga por la orilla oeste del río (una pista de tierra compactada y que tiene un tramo afectado por las crecidas fluviales en meses anteriores), la carrera seguirá un tramo por la orilla este. A ella se accede por una pronunciada aunque corta cuesta hacia la derecha y se trata de una superficie asfaltada, con más sombra para la primera vuelta y mejor iluminada para la segunda de los maratonianos. antes de unirse de nuevo al recorrido original y seguir el itinerario anunciado de forma inicial.

La segunda variación -por la que se ha optado para asegurar un recorrido más recto, mejor iluminación para los maratonianos, y una superficie de asfalto y acera en lugar de un tramo en tierra compactada y cemento- llegará pocos metros después del kilómetro 16/37. En lugar de girar a la derecha y cruzar el empedrado puente de San Pedro hacia el parque de Aranzadi -trayecto que sí seguirá la prueba de 10K-, la Maratón y Media Maratón continuará recto por la calzada de la calle Errotazar (dejando el puente a mano derecha) para llegar a la rotonda de la calle Marcelo Celayeta -a la que se accederá por la acera de la derecha-, descender por Alemanes y cruzar la pasarela sobre el Arga que dará acceso al parque de Aranzadi, donde el recorrido regresará al trazado original.

Para evitar el aumento de 200 metros que estas variaciones conllevarían, los corredores accederán desde la calle Dormitalería por la Bajada de Javier directamente a la calle Compañía, sin tener que ir y regresar hasta el Labrit como estaba marcado en el plan original.

Sentimos las molestias que estos cambios puedan originar y la cercanía ya con la celebración de la carrera pero, sinceramente, creemos que pueden permitir que aumente la seguridad para los corredores -sobre todo en los tramos ya nocturnos para los maratonianos- y evitar en buena parte la incomodidad que, para los corredores de las distancias más largas, suponen los tramos sobre tierra (cambiándolos por un mayor número de metros sobre asfalto y superficies más lisas).

Los itinerarios finales se pueden consultar ya en este enlace: recorridos